Luis Miguel Luque: pasión por los fogones

Hace no mucho tiempo su nombre sonaba como una de las jóvenes promesas de la cocina española. Hoy es un chef reconocido, porque la carrera de Luis Miguel Luque está sembrada de éxitos, a pesar de sus poco más de treinta años. La suya es casi media vida entre fogones, una auténtica pasión.

Una gran carrera profesional

En su trayectoria profesional, Luis Miguel Luque ya ha conseguido premios y reconocimientos importantes. Así, en 2017 se alzó con el primer premio en la cuarta edición del concurso Granadachef con anguila y espárrago blanco que tuvo que preparar en directo y con público en solo dos horas. Un premio dotado con 1.200 euros destinados a continuar formándose como cocinero.

Apenas un año después se hacía con otro premio, el de la mejor tapa de Jaén, en este caso con su conejo al ajillo, dotado con una compensación económica de 1.000 euros. Mientras que de 2016 a 2019 junto a Nicolás Sánchez -miembro de la selección española de cocina- consiguieron la recomendación en la Guía Michelin con el restaurante la milagrosa en Granada durante estos tres años seguidos.

Pero en su afán de superación, Luis Miguel Luque aún tenía que dar un salto importante con un de las becas más prestigiosas que podía conseguir.

En las cocinas del Celler de Can Roca

En 2019 la carrera de Luis Miguel Luque daba un salto cualitativo espectacular. Conseguía una de las diez becas BBVA-El Celler de Can Roca para formarse durante un año en uno de los restaurantes más reconocidos actualmente del panorama gastronómico español e internacional.

Aprender en las cocinas de un restaurante con tres estrellas Michelin es un lujo al que Luis Miguel Luque no solo aspiró, sino que consiguió alzarse con una de las becas más cotizadas por aquellos que aspiran a convertirse en grandes chefs. Y qué mejor manera que hacerlo de la mano de los hermanos Roca, cuyos nombres están ligados a la mejor cocina.

A esas becas se presentaron ese año casi 400 aspirantes, pero solo 30 fueron seleccionados para las últimas pruebas. En ellas, Luis Miguel Luque tuvo que demostrar su habilidad para trabajar en equipo, su espíritu de superación y sus habilidades culinaria.

Quedaron una veintena de finalistas que tuvieron que demostrar su buen hacer preparando en tres horas una receta propia que les identificara. Luis Miguel Luque destacó una vez más y se hizo con una de las diez prestigiosas becas. La decisión de quiénes eran los afortunados no podía recaer en otras manos que en las de los hermanos Joan, Josep y Jordi Roca.

De esta manera, Luis Miguel Luque pudo disfrutar de la posibilidad de aprender de la mano de los mejores durante cuatro meses en un ambiente culinario de prestigio internacional y caracterizado por la excelencia. Estas becas, sin embargo, tienen objetivos mucho más ambiciosos.

De hecho, los hermanos Roca apuestan en su restaurante no solo por la innovación gastronómica. En los últimos tiempos han hecho una apuesta decidida por la sostenibilidad, eligiendo como proveedores a pequeños productores y utilizando ingredientes de cercanía y de temporada para diseñar sus platos.

Luis Miguel Luque en la actualidad

Desde su paso por el Celler de Can Roca ha pasado ya un tiempo, pero Luis Miguel Luque ha seguido desarrollando su carrera profesional con éxito, demostrando que los fogones son su gran pasión y que el suyo es un afán continuo de superación.

En la actualidad, Luis Miguel Luque dirige las cocinas del restaurante Oro y Luz, ubicado en pleno valle del Rodalquilar, en Níjar (Almería). En ellas demuestra cada día no solo su inmenso amor por su profesión, también la delicadeza y el cuidado que pone en cada uno de los platos que elabora. Hoy ya no es una gran promesa, hoy es un gran chef.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba